Encuestas confirman nuevo descenso en la aprobación presidencial