Presidente de directorio de Zofri es involucrado en la muerte de cinco personas en 1973

Presidente de directorio de Zofri es involucrado en la muerte de cinco personas en 1973

14 Octubre 2016

Patricio Sesnich Stewart aparece mencionado en una denuncia realizada por familiares de víctimas torturadas y asesinadas en Pisagua días después del Golpe Militar.

El Boyaldía >
authenticated user Editor

El actual presidente del directorio de Zofri, Patricio Sesnich Stewart, enfrenta una querella por una eventual participación en torturas ocurridas en el buque Escuela Esmeralda y el buque Maipo tras el Golpe de Estado ocurrido el 11 de septiembre de 1973.

La persona denunciante es Eduardo Morris Barrios, hermano de Mario Morris, militante comunista que durante el derrocamiento de Salvador Allender oficiaba como jefe de la Deparamento de Investigaciones Aduanares asesinado en Pisagua a manos de las Fuerzas Armadas nacionales.

"(...) PATRICIO SESNICH STEWART, administrador público y actualmente presidente del Directorio de la ZOFRI, civil informante, interrogador y torturador, y en contra de todos los demás que resulten responsables, en calidad de autores, cómplices o encubridores, por los delitos de secuestro con resultado de grave lesiones , aplicación de tormentos y asociación ilícita, cometidos en nuestra contra.” , detalla un fragmento de la denuncia publicada este jueves en el medio Piensa Chile, donde se involucró a otras ocho personas vinculadas a la Armada con grados navales y en calidad de informantes y torturadores. Además de Morris Barrios murieron Juan Calderón Villalón, Juan Antonio Ruz, Juan Jiménez Vidal, y Luis Sanguinetti Fuenzalida.

Durante la tarde Patricio Sesnich se comunicó con Radio Paulina aseguró tener la conciencia tranquila y aunque reconoció participar en interrogatorios, negó tajantemente los lazos a las muertes que le adjudica la denuncia. De profesión Administrador Público, en aquella época trabajaba encargado de indagar infracciones a la Ley de Armas. Explica que 

El empresario y agente de aduanas reconoció que hace dos meses declaró sobre el caso en la sección investigadora de Derechos Humanos de la PDI, donde dice haberse pronunciado en favor de Arnaldo Torres, un amigo suyo al que asegura haber ayudado a salir vivo del episodio.

"Es una calumnia. La única actuación que tuve fue tomar esas declaraciones para que ratificaran lo que estaba haciendo en el sumario administrativo. Pero lo otro ¡jamás!", declaró al portal Edición Cero, agregando que existen motivos políticos detrás de estas denuncias.