Padre e hijo quedaron en prisión preventiva por tráfico de drogas en Alto Hospicio

Padre e hijo quedaron en prisión preventiva por tráfico de drogas en Alto Hospicio

07 Abril 2021
Fueron detenidos en su domicilio.
Equipo >
authenticated user Editor
Imagen: PDI Tarapacá.

En prisión preventiva quedaron los imputados Diego Donoso Huerta y su padre José Donoso Manzor, quienes fueron formalizados tras ser detenidos por la Policía de Investigaciones (PDI) en su domicilio en Alto Hospicio por el delito de tráfico ilícito de estupefacientes.

De acuerdo a la información entregada por Fiscalía, la tarde del martes recién pasado funcionarios policiales vieron cuando el hijo salió desde su vivienda, ubicada en el sector La Pampa, y le vendió droga a tres sujetos, quienes posteriormente fueron fiscalizados encontrándole a cada uno marihuana para su consumo.

Con esta información, se gestionó una orden judicial para ingresar al domicilio del imputado, quien residía junto a José Donoso, encontrando a un costado del baño de la casa dos paquetes con 1 kilo 994 gramos de cannabis sativa, un cartucho 5.56 x 45 en un ropero de la habitación de Diego Donoso y 170 mil pesos en efectivo que portaba el padre.

[VER TAMBIÉN] Detienen a hombre acusado de proveer a microtraficantes en Iquique [FOTOS]

DINÁMICA DELICTUAL

La Fiscalía formalizó a ambos individuos por tráfico ilícito de estupefacientes y a Diego Donoso además por tenencia ilegal de municiones.

El fiscal de la Unidad de Drogas, Héctor López, explicó que “gracias a las técnicas investigativas contempladas en la Ley 20.000, como seguimientos, análisis e interceptación telefónica autorizada por el tribunal, se pudo establecer la dinámica delictual del imputado, quien acopiaba sustancias en su domicilio, llamaba a potenciales receptores y también ofrecía la venta de droga en las cercanías o en su propio inmueble”.

El tribunal decretó la prisión preventiva para padre e hijo, fijando un plazo de investigación de 120 días.

Imagen: PDI Tarapacá.

Los hechos informados son parte de un proceso judicial, por lo que los formalizados/imputados son inocentes hasta que un Tribunal pruebe lo contrario. "Ninguna persona será considerada culpable ni tratada como tal en tanto no fuere condenada por una sentencia firme" (Artículo 4 del Código Procesal Penal sobre la Presunción de inocencia).