Comisión de Educación del Senado aprueba proyecto de Política Nacional Docente

25 Noviembre 2015

La iniciativa pasa ahora a ser discutida en particular en el Cámara Alta.

Chile y el Mundo >
authenticated user

Este miércoles la Comisión de Educación de la Cámara Alta aprobó en general, y por unanimidad, el proyecto que crea un Sistema de Desarrollo Profesional Docente para todos los profesores, profesoras y educadoras del sector público y particular subvencionado. 

“Como Ejecutivo estamos tremendamente contentos; la votación en general es un paso importante y este es un proyecto estratégico y fundamental de la Reforma Educacional”, manifestó la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, agregando que existe “una muy buena perspectiva de lo que va a ocurrir en la discusión en particular”.

De ésta forma, el Sistema de Desarrollo Profesional Docente tendrá cobertura universal. Es decir, incorporará a docentes y educadoras del sector público y particular subvencionado, en todos sus niveles y especialidades: educadoras de párvulos, educadores diferenciales, profesores técnico-profesionales, de escuelas carcelarias, de educación de adultos, etc.

También te puede interesar: 6 mil millones serán devueltos por excesos pagados en seguros laborales 

Además, se abordarán todas las etapas de la docencia, desde el ingreso a la formación universitaria hasta el desarrollo de una carrera con incentivos y apoyos para el progreso a lo largo de toda la vida profesional, con el fin de atraer a los estudiantes con mayores aptitudes y vocación a las carreras de pedagogía y educación parvularia y asegurar la calidad de la formación universitaria, con mayores exigencias para el ingreso y para la acreditación de las carreras, que pasará a ser obligatoria.

La iniciativa contempla dos evaluaciones diagnósticas obligatorias durante la carrera, una al comienzo y otra al menos un año antes del egreso de los estudiantes de pedagogía.

Respecto al ejercicio docente, el proyecto garantizará apoyo para las y los profesores en su ingreso a las aulas; establecerá un sistema de desarrollo profesional permanente para los docentes y educadoras, con mejores salarios y condiciones para el ejercicio de la docencia; promoverá que los maestros con más alto desarrollo profesional trabajen con los estudiantes más vulnerables y permanezcan en el aula, entre otras acciones.