Comunidad científica regional cuestiona declaraciones del Colegio Médico de Iquique

Comunidad científica regional cuestiona declaraciones del Colegio Médico de Iquique

29 Septiembre 2020

Colegio Médico había manifestado su preoacupación ante un eventual colapso en el Hospital Regional.

El Boyaldía >
authenticated user Editor

Hace algunos días, el Colegio Médico de Iquique, señaló que Tarapacá podría enfrentarse ante una situación "gravísima", en el caso que no se detenga, "la llegada de migrantes", que podrían hacer colapsar el sistema de salud. 

Según manifestó el Colmed Iquique, Iquique y Alto Hospicio se verían enfrentados a una situación compleja para avanzar a la siguiente fase y salir de cuarentena.

Ante las afirmaciones, la comunidad científica regional y nacional  compartió una declaración pública, señalando que, "se trata de declaraciones racistas y deshumanizadas, que reflejan una preocupante falta de reflexión respecto de la complejidad de la situación actual en contexto de pandemia y un desconocimiento de las dinámicas migratorias actuales".

"En primer lugar, la migración internacional responde a un contexto global neoliberal, que precariza la vida de las personas, empujándolas a migrar a cualquier precio, incluso poniendo en riesgo su integridad física y mental, haciendo uso de servicios a través de pasos no habilitados cuando se cierran las fronteras. En segundo lugar, la región de Tarapacá ha sido históricamente un territorio caracterizado por la movilidad, producto de la cual ésta ha crecido en el ámbito económico, cultural, social, entre otros".

La declaración agrega que, "las políticas migratorias restrictivas y aquellas centradas en el cierre de fronteras en nombre de la soberanía nacional, no son adecuadas para este tipo de territorios, ya que -lejos de contener la movilidad histórica- solo consiguen incentivar la irregularidad de dicha movilidad, y exponen a las personas a situaciones de tráfico y otras formas de violencia, que se suman a aquellas de las cuales vienen escapando".

"En tercer lugar, la declaración del Colegio Médico Iquique tiene un contrasentido, pues afirma que los/as extranjeros/as deben hacer cuarentena en los albergues disponibles en la ciudad de Iquique, pero que deberían retornar a sus países de origen una vez que la cumplan, es decir, cuando ya no constituyan un factor de riesgo para el resto de la población. En ese sentido el Colegio Médico Iquique está pronunciándose respecto de procesos que no son de su competencia, canalizando su propia incertidumbre frente al manejo de la pandemia a través de un odio al extranjero, que una vez más es utilizado como chivo expiatorio".

La comunidad científica y nacional, hizo "un llamado al Colegio Médico Iquique a que en su análisis considere las variables estructurales, incluyendo el impacto negativo que ha tenido el cálculo político en el manejo de la pandemia, antes que dejarse llevar por impulsos racistas. A través de su declaración el Colegio Médico Iquique difunde una lectura muy pobre de estos procesos, que no está a la altura de una comunidad científica. Es preocupante que este reduccionismo termine mostrando a los/as extranjeros/as únicamente como vectores del COVID-19 y más aún, que el colegio médico obre contra su propia ética centrada en el cuidado de la salud, al no demostrar interés por las condiciones de salud física y mental de los seres humanos empujados a migrar, y al producir discursos racistas que tienen un impacto directo en la salud de los migrantes, según ha demostrado la literatura científica de los últimos 20 años", argumentaron.

REACCIÓN DEL COLEGIO MÉDICO

El Dr. Roberto Gálvez, secretario del Colegio Médico de Iquique y Jefe de la UCI, respondió ante esta declaración pública, es un "interesante punto de vista y muy respetable, pero no tiene nada que ver con lo expuesto por el Colegio Médico de Iquique. Nosotros como Colmed, al igual que en las 2 oportunidades previas donde se obligó a realizar cuarentena a ciudadanos Bolivianos que venían desde Santiago en nuestra ciudad, sólo hacemos énfasis en que las condiciones de nuestra ciudad no son las adecuadas para recibir a más pacientes, ya sean extranjeros o no. Nuestra región cuenta con un sólo hospital, no hay presencia de clínicas con Unidades de Cuidados Intensivos, ni posibilidad de traslado, déficit de profesionales de la salud. Este escenario y en este contexto hace que la región sea de riesgo para todos sus habitantes. En este sentido, lo adecuado es no sobrecargar al sistema local y, en este caso, las autoridades deben trasladar a personas que requieren cuarentena a ciudades que tengan esa capacidad", reflexionó el facultativo.