SOS Tarapacá: La ciencia del cambio climático

29 Julio 2021
Para comprender qué es el cambio climático, debemos aclarar dos conceptos importantes, estos son: tiempo y clima.
Héctor Derpich ... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Podemos definir el tiempo como el conjunto de fenómenos atmosféricos en un momento determinado, expresado por variables asociadas a la temperatura, las precipitaciones, la presión barométrica, el viento, entre otros.

Dichos eventos pueden suceder en un periodo más o menos corto de tiempo, un par de días, semanas o meses; el clima en cambio, está representado por el promedio estadístico del estado del tiempo y abarca períodos de tiempo prolongados, el período clásico que se utiliza para calcular estas variables es de 30 años.

En Iquique por ejemplo, durante el transcurso del año la temperatura generalmente varía de 15 °C a 26 °C; la temperatura máxima promedio diaria es algo más de 24 °C y la temperatura mínima promedio de 15 °C. Sin embargo, la variabilidad indica que el mes más frío es Agosto con 12.1°C. Entonces, los cambios climáticos se pueden evidenciar en cambios en los valores promedios, cambios en la variabilidad y también los evidenciados en los valores extremos máximos y mínimos.

Ver también: SOS Tarapacá: El Cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos

Gases de efecto invernadero y aumento de la temperatura global

El sistema climático terrestre se mantiene en equilibrio gracias a la transferencia y transformación de energía que proviene del sol y que llega a nuestro planeta en forma de radiación electromagnética, y que es absorbida por la atmósfera, la superficie terrestre, los océanos, los polos y la hábitat terrestres en general.

El clima de la tierra se mantiene estable debido a que la radiación solar entrante en la atmósfera es igual a la radiación saliente. Un desbalance produciría un calentamiento progresivo o un enfriamiento. La alteración de este balance de radiación, ya sea por causas naturales o bien originado por el hombre, constituye un forzamiento radiativo.

Efecto Invernadero es el proceso natural que mantiene estable la temperatura de la tierra en unos 14°C y hace posible la existencia de vida. Es la consecuencia de la absorción de energía térmica realizada por los gases de la atmósfera. Los principales componentes de esta capa, nitrógeno y oxígeno no influyen mayormente en este proceso, mientras que el agua, en estado gaseoso, es el principal gas de efecto invernadero natural.

Por el contrario, son otras moléculas artificiales las responsables del efecto invernadero no natural, que provoca una absorción extra de calor que es nuevamente irradiada hacia la superficie terrestre, a estos gases producidos por el hombre se les denomina Gases de Efecto Invernadero (GEI) de origen antropogénico y están representados principalmente por el Dióxido de Carbono (CO2), seguido por el Metano (CH4), el óxido Nitroso (N2O), el Ozono (O3) y otros gases en pequeñas cantidades que también contribuyen al efecto.

Como consecuencia del aumento de éstos gases se intensifica el efecto invernadero, la atmósfera retiene más calor y por consiguiente aumenta la temperatura global superficial, produciéndose el “calentamiento global”, sobre la base del aumento de la temperatura media de la superficie de la tierra.