Ñoñocore de por Vida: Batman "El Tirano"

16 Enero 2013
Cuando el pequeño Bruce Wayne va a ser asesinado –junto a sus padres- es salvado por el profesor Jonathan Crane –el Espantapájaros-. Años después, guiado por su mentor, Bruce Wayne es el dictador fascista deCiudad Gótica criada bajo el yugo de Batman –cuya identidad no es secreto- y su bati-policia.
Edo Vega Rodríguez >
authenticated user Corresponsal

El único que le hace frente es un pequeño adolescente que, encapuchado, lucha contra la opresión de Gótica bajo el nombre de Anarquía.

Esa es parte de la historia que nos presenta “El Tirano”, de DC Comics, historia del tipo Elseworlds (historias situadas en realidades alternas, como aquella en la que la nave que llevaba al bebé-Superman cae en Rusia, posicionando al comunismo como móvil mundial).

Este cómic –escrito por Alan Grant- no crea nuevos personajes ni hace variar su carácter esencial sino que más bien reorganiza los elementos pre-existentes para generar un mundo que se nos presente nuevo, fresco y devastador. Anarquía, el pequeño adolescente de nombre LonnieMachin, es un antivillano. Lonnie lucha contra los criminales pero no solo contra “los pequeños” sino contra aquel que considera al más terrible de todos: el estado. Y en este Elseworld, Batman –Bruce- es el flamante dictador de una Gótica aterrada por su puño de hierro y agradecida por la brutal vigilancia.

Hemos de ser claros, Anarquía no es un niñito jugando al encapuchado. El personaje (desde sus inicios) se planteó como un genio con altos valores y convicciones filosófico-sociales, sobrecargado de estudios y aplicaciones concretas, siempre radicales en pos de las concepciones de realización humana y de desarrollo que considera más que necesarias. Batman, por su parte, siempre se ha caracterizado por ser un personaje que –desde su psicopatología y ansias de venganza- busca mantener el control de la población y las cosas bajo el status quo. Batman ejerce su justicia sin permitir que otros –como Anarquía o Azrael- ejerzan la suya. Claro, la presencia de Batman siempre ha sido de ayuda tanto para el individuo y la comunidad como para el estado mientras que la existencia de Anarquía solo presenta una entrega de bienestar para el individuo y –quizás- la comunidad –en caso de que esta se motive- pero jamás para el estado, institución “innecesaria, criminal y cuya existencia no es más que la más terrible amenaza a la humanidad, esa que no queda más que abolir”.

Es notable como es que Batman (el control y la venganza) bajo la guía de El Espantapájaros (el terror en la población), logra conducir sus deseos y motivaciones hacia su paraíso dictatorial, ese donde no se pueden usar máscaras (incluso su alias es conocido), donde no se puede ir en contra de la norma; de su norma (el pobre Gordon termina detenido en un comienzo por el “Caballero Obscuro”).

No pretendo adelantarles información de tipo spoiler sobre la trama (el cómic es fácil de conseguir gracias a las plataformas digitales). Si puedo decirles que su narrativa es simple, amena y muy funcional para el relato. La división de poética involucrada es notable. Mientras que Bruce narra la historia, no dejamos de ver a Batman como el terror opresor constante, siempre presente incluso por sobre Bruce, así como al Espantapájaros siempre tras ambos, guiando por el miedo. Y el hombre común, ese que sufre esa opresión permanece agradeciendo, asustado, mientras que uno en secreto, con la máscara prohibida, se alza para detener un complot aún más terrible que se fragua tras las paredes de la mansión Wayne.

Cualquier lector notará en “El Tyrano” sendas exposiciones respectos de Foucault y MijailBakunin. Si bien el personaje –en apariciones posteriores y en aquellos dentro de la línea “real” de DC- se aproximó a posturas como la de Ayn Rand, es para mí este el punto más alto en su lucha, claro, en un ambiente ficticio pero exhibiendo todo su potencial como individuo libre, ácrata, dispuesto a gritar “¡no!” con el puño en alto por sobre todas las cosas.

Este cómic, es una joya.

 

“¿Cuál es la diferencia entre la democracia y la mafia? En una democracia, puedes elegir la los jefes de la banda que va a dirigir tu vida, ¡y la Mafia toma sólo el diez por ciento en los impuestos! ”

LonnieMachin.

 

Edo Vega Rodríguez

Galería Imágenes

  • Ñoñocore de por Vida: Batman "El Tirano"
  • Ñoñocore de por Vida: Batman "El Tirano"
  • Ñoñocore de por Vida: Batman "El Tirano"
  • Ñoñocore de por Vida: Batman "El Tirano"
  • Ñoñocore de por Vida: Batman "El Tirano"