Opinión: Fin al binominal (y a los independientes) y… ¡reelecciones aseguradas!

Dentro de las muchas formas que había para terminar con el sistema binominal se eligió la más conveniente para quienes por enésima vez postularán a la reelección. Una reforma centralista, diseñada para favorecer electoralmente a la N.M., y a congresistas independientes.

Imagen de Roberto Olivares
749 Lecturas
17 de Enero, 2015 07:01
FOTO: Red mi VOZ

Antes de nada, decir el aumento en un 30% la cantidad de diputados (de 120 a 155), poco nada tiene que ver con el fin del binominal. Cuarenta distritos que eligieran tres diputados cada uno, o ciento veinte que eligieran solo uno, eran fórmulas que, manteniendo el número de miembros de la Cámara Baja, habrían terminado de hecho con el sistema. Y en cuanto al Senado, podría haberse aumentado sus miembros a cuarenta y cinco -tres por Región-, para cada una tuviese igual número de representantes, recordando hasta 1973 era considerada la instancia en donde lo que se privilegiaba era precisamente la representatividad territorial.

"Crear" por razones electoralistas 28 distritos, es evidente traerá daños colaterales, partiendo por el que hará que los candidatos concentren sus campañas y su trabajo en los centros más poblados en perjuicio de las comunas más aisladas y/o con menor número de electores, e implica darles una enorme ventaja a quienes van a la reelección y a aquellos candidatos que ya ocupan cargos de "representación" y/o de Gobierno. Una reforma que tiene dos vicios que atentan contra la descentralización; releva la preponderancia de los centros más poblados de cada Región, a la vez que disminuye sustancialmente la representación de las regiones en la Cámara Baja. De los 35 nuevos diputados… ¡la Región Metropolitana elegirá 17!

Y sobre la "fórmula" o sistema elegido para reemplazar al binominal, el D`Hont, mismo que hoy se usa para las elecciones de concejales, decir que su representatividad es más que cuestionable. Un sistema en que los candidatos suman sus votos y se presentan en listas que inscriben a un postulante más que el número de cargos a elegir, en la práctica anula la posibilidad de candidaturas de independientes que compitan fuera de pacto. Recordar en Rancagua -por ejemplo- en las municipales de 2004, Juan Ramón Godoy compitiendo como independiente, por efectos del D`Hont quedó fuera del Concejo Municipal a pesar de haber obtenido mayor votación individual que Danilo Jorquera, Alexis Valenzuela V. T., Edison Ortiz y Pamela Medina, quienes sí resultaron electos.

Y ahora, sobre los requerimientos para inscribir un partido político, la verdad son un "traje a la medida" diseñado por el Gobierno para lograr el apoyo de parlamentarios que quieren tener su partidito "propio", dado se elimina el requerimiento de, para formar un partido, deba inscribirse en tres regiones continuas y se permite inscribirlos Región por Región, bajándose además a 0,25% de los participantes de la última elección la cantidad requerida de firmas para constituirse. Un requerimiento que en el caso de regiones como la XV, implica reunir 177 firmas; en la XII 157; en la XI 95 y en la II 442, sólo por "mencionar" algunas de las representadas por diputados y senadores -por lo menos hasta se aplique esta reforma- independientes.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.